• Colegio Adventista del Plata. Aldea Camarero (Ca 1900)
  • Escuela judía. Departamento Villaguay (Ca 1900)
  • Centenario del nacimiento de Justo J. de Urquiza; almuerzo en El Talar, miembros del personal docente, alumnas de la Escuela, Descendientes del General Urquiza e invitados. Foto en la Facultad de Ciencias de la Educación. Paraná.
  • Centenario del nacimiento de Justo J. de Urquiza; almuerzo en El Talar, miembros del personal docente, alumnas de la Escuela, Descendientes del General Urquiza e invitados. Foto en la Facultad de Ciencias de la Educación.
Educación e inmigración

La estrategia política, económica y cultural entrerriana de la década de 1880 se sustentó en el fomento de la inmigración y en el desarrollo de la educación como factor homogeneizador de su población. Bajo el amparo de las leyes nacionales de Inmigración y Colonización de 1876 y de 1888, la provincia de recibió -desde mediados del siglo XIX y principios del siglo XX- numerosos grupos de inmigrantes de distintas nacionalidades: alemanes del Volga, judíos de Rusia y Europa del este, vascos e italianos, entre otros. Mientras los italianos y españoles se integraron a los avatares de la vida política municipal participando en las listas de concejales e intendentes, no ocurrió lo mismo con los ruso-alemanes y judíos. Los conflictos se manifestaron tanto en la organización económica como en la educativa.

Alfabetizando inmigrantes, formando argentinos

Las propuestas educativas diseñadas por los inmigrantes para mantener sus tradiciones y su pasado histórico debieron convivir -no siempre de manera armoniosa- con diversas estrategias estatales que tenían por propósito argentinizarlos. Mientras las gestiones de E. Bavio (1892-1896) y A. Carbó (1896-1897) al frente del Consejo General de Educación de la provincia acordaron frente al problema soluciones coercitivas (clausura de escuelas, fiel cumplimiento a la ley, controles estrictos de los inspectores, etc.) y la instalación de los rituales cívico-patrióticos escolares en 1899; la de Manuel Antequeda (1903-1914) se caracterizó por el respeto de la diversidad cultural. Éste delegó en los colonos que dominaban la lengua nacional, la conducción de sus escuelas y apostó a integrarlos a diversas propuestas provinciales de formación docente (Cursos Temporarios- Escuela Normal Alberdi). Desde su óptica, otra herramienta eficaz para resolver el problema era la instalación de las escuelas Láinez en las aldeas. Pese a sus solicitudes frente al Consejo Nacional de Educación, éstas se localizaron en los radios urbanos, perjudicando la labor de las escuelas provinciales existentes. Con el tiempo, los conflictos entre el Estado Provincial y las escuelas judías se resolvieron cuando éstas fueron transferidas en 1916 al Consejo Nacional de Educación. En el caso de las ruso alemanas, los problemas pervivieron hasta el advenimiento del peronismo en 1946. Éste logra poner punto final a la resistencia manifiesta de éstos a integrarse a la escuela fiscal una vez que instala los dispositivos de adoctrinamiento y propaganda política en los centros poblacionales de origen extranjero (por ejemplo, a través de la exhibición de películas de contenido nacional proyectadas por el Gabinete de Cine Didáctico: "La Nueva Argentina Justicialista" y "Por una Argentina socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana").

Libro lectura en Idish "Primeras Hojas"
de Editorial Kaplansky
Libros de lectura

Escuelas argentinas y escuelas extranjeras

El escenario escolar a nivel territorial era compartido por las escuelas fiscales, municipales y particulares.
Entre las escuelas particulares se destacaban las pertenecientes a órdenes religiosas y a las comunidades de inmigrantes. Algunas de ellas fueron sostenidas por la Jewish Colonization Association (JCA) y otras las escuelas ruso alemanas.

Períodos relacionados a la sala actual